Terapia Biomnémica para Niños

La primer sesión se hace con su madre, padre o adulto responsable, para obtener la información necesaria: en qué circunstancias fue concebido, como transcurrió la gestación y el parto. Si por alguna razón no se tiene estos datos, aun así se puede trabajar con el pequeño. En esta entrevista se plantea cual es el problema a resolver y la siguiente sesión se inicia el trabajo directamente con el niño.


El padre o la madre pueden acompañar al niño durante la sesión y en ocasiones los niños quieren entrar solos. El trabajo con ellos es a través de juegos para trabajar con su memoria celular que se manifiesta en sus sensaciones corporales (miedo, tristeza, enojo, etc.)

  • La terapia se recomienda una vez por semana
  • Cada sesión es de una hora aproximadamente
  • Su duración depende de la demanda terapéutica (del problema a tratar)